e-Legales

Información para ser legales en Internet


Deja un comentario

La Guía e-Legales presente en las jornadas sobre uso seguro de Internet en Laudio

El consistorio de Laudio-Llodio y PantallasAmigas celebran unas jornadas sobre uso seguro y saludable de las TIC. Los asistentes recibirán un ejemplar de la Guía e-Legales – Guía para la gente legal de Internet

Ilustración de la Guía e-Legales Comenzando el día 23 de Febrero y a lo largo de cuatro martes consecutivos, tendrán lugar en el municipio alavés de Llodio unas jornadas en las que se pone sobre la mesa la relación de los adeolescentes con Internet y los videojuegos.

Se trata de cuatro sesiones focalizadas en las redes sociales, los videojuegos online, el ciberbullying y las pautas para un uso seguro, responsable y positivo de la Red.

Contará con la experiencia práctica de la Ertzaintza y con el conocimiento investigador del proyecto europeo EU Kids Online 2 en el que participa la EHU-UPV. La Asociación de Internautas, People & Videogames y PantallasAmigas son otras organizaciones que aportan su conocimiento experto.

Programa:

  • 1ª Sesión: martes 23 de Febrero. Redes sociales, contexto vital para la adolescencia
    • Izaskun Arregui Zubiaur. CDA Área Educación, Mujer y Juventud.
    • Jorge Flores Fernández. Director de PantallasAmigas.
    • Iñaki. Sección Central de Delitos en Tecnologías de la Información de la Ertzaintza
  • 2ª Sesión: martes 2 de Marzo. Videojuegos: uso educativo y saludable. Prevención del abuso y la adicción.
    • Carlos González Tardón. Coordinador de People & Videogames.
  • 3ª Sesión: martes 9 de Marzo. Aspectos legales y de la Red y ciberbullying
    • Ofelia Tejerina Rodríguez. Abogada de la Asociación de Internautas
    • Jorge Flores Fernández. Director de PantallasAmigas.
  • 4ª Sesión: martes 16 de Marzo. Consejos para el uso seguro, responsable y positivo de la Red.
    • Araiz Zalduegi Viar. Responsable de Formación de PantallasAmigas
    • Miguel Ángel Casado. Investigador de la EHU-UPV. Proyecto europeo EU Kids online.

Para más Información: Programa_jornadas_uso_seguro_y_saludable_internet_videojuegos_adolescencia (PDF)

Fuente: PantallasAmigas

Anuncios


2 comentarios

Las medidas de verificación de edad de los internautas, cada vez más necesarias

El 42% de los niños europeos de seis años está en alguna red social, pese a tener prohibida la entrada a menores de 14 años, según los datos del Eurobarómetro.

Los expertos alertan de los importantes riesgos que se esconden tras estos populares webs cuyo uso ha crecido un 35% en Europa en el último año. “Hicimos un análisis y el mayor problema es el ciberacoso o acoso entre iguales, crean rumores sobre alguien, hay amenazas e insultos. Después, el acoso sexual por parte de adultos y por último la existencia de contenidos inapropiados de sexo o violencia”, ha dicho Christine Kormann, directora del área de sociedad de la información de la Comisión Europea, quien además ha destacado que “los niños colocan información sensible, como fotos, su teléfono o información sobre la situación económica de sus familias sin darse cuenta”.

La edad de acceso a las redes sociales está bajando. Tuenti, la red social online más popular en España entre los más jóvenes, tomó este año una medida tras la petición de la Agencia Española de Protección de Datos. Lo menores deben acreditar, mediante el envío del DNI en 92 horas, su edad. Este medida ha sido reconocida como de las más efectivas por el director de la Agencia Española de Privacidad de Datos, Artemi Rallo, quien ha exigido que las demás sigan ese ejemplo.

My Space ha creado una guía específica para los menores y un servicio para padres preocupados, además de poner todos esos perfiles en configuración privada por omisión. Estados Unidos tiene una ley específica de protección del menor en Internet que, por ejemplo, obliga a que los padres envíen una autorización firmada por correo o den los datos de su tarjeta de crédito para registrarse en las páginas. También prohíbe que a los menores se les solicite su teléfono o su dirección.

Fuente: El País